Noticias

Desarrollar un portaaviones es un gran paso para China

30/07/2011

El pasado 27, el portavoz del Ministerio de Defensa de China anunció formalmente que la Armada está remodelando un viejo portaaviones para convertirlo en una plataforma de entrenamiento e investigaciones. El llamado “portaaviones chino” que todos estaban anhelando desde hacía bastante tiempo, finalmente descubrió su misterioso velo. A juzgar a partir de la situación actual, no podemos decir que China ha realizado su sueño de un portaaviones, sino más concretamente sólo ha dado un paso importante en su camino para tener uno verdadero. En el futuro nos aguarda todavía una larga marcha. (Por Wang Xinjun)

Ya ha llegado el momento para que China desarrolle su portaaviones. Desde hace muchos años, poseer un portaaviones ha sido el sueño de muchos chinos. Hoy día, luego de una dura lucha por más de 60 años, los chinos han convertido un país agricultor en una potencia industrializada de primer nivel en el mundo. China a pasado de ser un país pobre con una de las economías más atrasadas a ser la segunda economía en el mundo en cuanto a su PIB. El sueño del portaaviones finalmente tiene una base sólida.


Viéndolo desde un punto de vista psicológico, cultural e histórico, China necesitaba de una nave de esa envergadura en sus aguas. Miles de años de sistema feudal influyeron en la cultura y produjeron una cerrazón en la perspectiva y el pensamiento de los chinos hasta ahora. En el mundo globalizado de hoy, mucha gente de este país le tiene indiferencia al mar, o incluso siente temor frente a lo tormentoso del vasto océano. Un pueblo sin conciencia del valor del mar es imposible que pueda marchar adelante. Por esta razón, el “sueño del portaaviones” es una gran ayuda para estimular la “conciencia marina” en nuestro país.



Si tenemos en cuenta la geografía, un portaaviones puede ayudar a aumentar la protección de nuestra soberanía e intereses marítimos. Este es un punto importante que han considerado todos los países del mundo que poseen esta tecnología. China tiene más 18 mil kilómetros de costas y más de 6.500 islas. De acuerdo con la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar que establece zonas económicas exclusivas y plataformas continentales de más de 200 millas marinas, China cuenta con tres millones de kilómetros cuadrados de territorio marítimo que necesita de una gestión eficaz y un desarrollo dinámico. China tiene amplias perspectivas de cooperación con el espacio marítimo y las zonas económicas exclusivas de ocho países.



En cuanto a las posibilidades de desarrollo, la construcción de una plataforma marina moderna y de gran envergadura es un imperativo para el desarrollo futuro de nuestro país. Anualmente, el 90% del comercio exterior chino se realiza a través de vías marítimas, las cuales son cada vez más importantes en la importación de petróleo, carbón, minerales de hierro y alimentos, necesarios para el desarrollo y la seguridad del país. Cómo mantener abiertas las vías estratégicas en el mar, es un interrogante que se enfrenta a una situación muy compleja. Además, con la continua disminución de los recursos naturales en tierra firma, nos vemos obligados a dirigir nuestra mirada hacia el mar, allí es donde está el desarrollo futuro.



Desde el punto de vista de la cooperación internacional, un portaaviones puede elevar en cierto grado el estatus de un país. Casi todos los países con acceso al mar participan activamente en las operaciones marítimas a nivel mundial, como las acciones internacionales de salvataje marítimo, la lucha conjunta contra la piratería y el terrorismo, boletines meteorológicos en caso de mal tiempo, etc. Los asuntos de seguridad marítima se han convertido en una problemática importante seguida por todos los países costeros. Un portaaviones no sólo puede traer una evidente mejoría en la seguridad marítima, también será útil para elevar la imagen de potencia marina de nuestro país.



Si consideramos el tema a partir de las guerras marítimas del futuro, debemos desarrollar y tener posesión de portaaviones. Un portaaviones equivale a tener un aeropuerto que se puede trasladar hasta el frente de batalla, lo cual hace posible llevar a cabo un continuo ataque de saturación. Los aviones de reconocimiento y los soldados pueden solicitar en cualquier momento estacionar en el portaaviones, y se puede proporcionar apoyo de combate preciso para los aviones de guerra. La movilización del ejército de tierra se convertirá en algo sumamente difícil. En caso de no tener control aéreo, en el pasado frecuentemente se utilizaba una concentración mayor de tropas, sin embargo actualmente es muy peligroso e incluso mortal. Precisamente basándose en el cambio de modo de luchar las guerras en el mar, nueve países poseen portaaviones. Además, Japón y Corea no sólo gozan de la ayuda de portaaviones estadounidenses, sino también están desarrollando los suyos propios. Ambos países han construido buques de ataque anfibio de gran tamaño con funciones similares a las de un portaaviones.



China es un país con acceso al mar y desarrollar un portaaviones es nuestro derecho. El objetivo es muy claro: China no será una hegemonía marítima y no luchará por la supremacía naval ni la hegemonía regional, no hará la guerra ni constituirá una amenaza a la seguridad de otro país. Un portaaviones chino ayudará a la estabilidad de la paz en la región de Asia-Pacífico. La política defensiva de nuestro país y la estrategia de defensa de nuestro mar no cambiarán. (Pueblo en Línea)



29/07/2011




(El autor es investigador del Departamento de Investigaciones sobre Teoría Bélica y Estrategia de la Academia de Ciencias Militares)

Suscríbete!!!

y recibe nuestro boletín

Pincha aquí

Encuestas

¿Que salida cree más probable a la crisis política en Hong Kong?






» resultados

Hebdomadario de la Política Taiwanesa
Jiexi Zhongguo
XVIII Congreso Partido Comunista de China
IV Simposio Electrónico Internacional sobre Politica China
Programa Minzu
RIBSI
Informe anual

IGADI Casa Asia Observatorio Virtual http://www.asiared.com Yuanfang Magazine